Publicaciones

Si+Morf 2008
"El objeto como entidad comunicativa"
Aporte intencional de un mensaje a través de diferentes aspectos constitutivos de “la forma” como resultado proyectual.



Desde los tiempos más remotos, los objetos expresaron y expresan las inquietudes de una cultura, son creación del hombre, hablan de nosotros, cuentan nuestras historias, dicen quienes fuimos y quienes somos.
Los objetos están fuertemente ligados a la definición cultural de una sociedad. Forman parte de un sistema cultural, junto con otras expresiones, artísticas, arquitectónicas, conductuales, sociales, etc. Los objetos, junto con todas estas expresiones también son formas de comunicación, porque “es imposible no comunicar” y todo comportamiento es una forma de comunicación[1].

En el marco del taller de diseño industrial 2, Cátedra Rondina, uno de los objetivos pedagógicos es el manejo consciente del aspecto comunicacional de los productos, entendiendo la noción de objeto como entidad comunicativa y explorándola desde diferentes aspectos en el plano de la significación. Es en este sentido, venimos desarrollando año tras año experiencias prácticas sobre el aporte intencional de un mensaje a través del trabajo de diferentes aspectos constitutivos de “la forma” como resultado proyectual.

Para realizar estas experiencias; venimos utilizando el modelo de tres ejes “factores condicionantes de la forma” [2], factores funcionales, factores tecnológicos y factores de significación. Este modelo resulta útil, ya que permite circunscribir en él a cualquier objeto, por lo tanto nos permite explorar los distintos aspectos de la forma y esquematizar claramente sobre qué ejes se apoya cada proyecto.

Para estimular el manejo consciente de este aporte intencional de mensajes en un producto, trabajamos a través de la inclusión de condicionantes y referentes en la consigna de los trabajos prácticos.
En el caso de los condicionantes, se trabajaron los factores Tecnológicos, definiendo una función objetual a la cual debía concretarse desde dos materialidades diferentes, que debían quedar explícitas en el producto.
En otro caso, se forzó el ejercicio incorporando referentes comunicacionales alejados del ámbito objetual, discos de música de diferentes autores y estilos, donde el alumno debía analizar los aspectos contextuales, compositivos, y expresivos, para poder generar una conceptualización del disco sustantiva para comunicar en un objeto industrial.



Esta serie de prácticas busca ejercitar en el trabajo proyectual la conceptualización de diferentes mensajes que deben ser “traducidos” a formas materiales, a objetos, a productos de uso cotidiano.
Las herramientas con las que cuenta el diseño industrial para poder hacer este pasaje, esta “traducción” son: la estructura, la escala, las proporciones, el lenguaje formal, la concreción, la sugerencia operativa, el color, la textura: “la forma” no solo del conjunto sino en la concreción de cada uno de los componentes, en cada uno de los detalles que hacen del producto un todo.

Como resultado de estas experiencias nos interesa resaltar:
-El trabajo autocrítico que se genera en el alumno, al hacerse consciente del manejo comunicacional simbólico de mensajes en el objeto.
-Los aspectos de significación y simbólicos ya no son aleatorios, y casuales, sino que están controlados y son buscados intencionalmente
-El uso premeditado de estrategias proyectuales para llegar a los resultados buscados.
-La utilización de metodologías de diseño como la confección de programas de necesidades y la búsqueda de referentes comunicacionales, para ir desmenuzando el problema y construyendo la solución proyectual.

Se pudieron detectar distintas tipologias de casos en el abordaje del ejercicio, superficiales, conceptuales, e innovadoras.




[1] Watzlawick Paul  Teoría de la comunicación humana, Ed. Herder, España, 1986
2 Modelo desarrollado por el Arq. Gastón Breyer y su equipo en el gabinete de Heurística.
GIORDANO Dora, WAINHAUS Horacio, PESCIO Silvia, PEREYRA Chacho, FRIGERIO Maria Carmen, Cinco notas sobre Heurística del Diseño, Buenos Aires, FADU – UBA, 2003. pag 86.
Este modelo es útil porque permite que permite circunscribir a cualquier objeto y para esquematizar sobre qué ejes se apoya cada modelo.